miércoles, septiembre 06, 2006

Aeropuertos 2000

¿Alguien ha viajado en avión ultimamente? Paso a relatar mi más reciente experiencia:
Hablemos de la SEGURIDAD en el Aeroparque: llego temprano, hago el check in, voy a tomar un café con una galletita (¿Leyeron bien? Cafecito con galletita) y me cobraron 7 pesos! Wadda fuck!
Con lo mal que me cayó, me tuve que comprar un sobrecito de UVASAL.
Ushka: ¿Tenés UVASAL?
Kioskero: Sí, ¿cuántos?
Ushka: 1, por favor.
Chorro/Kioskero: 2 Pesos.
Ushka: 2 PESOS?!!! Perdón, pero la PAN sabe algo de esto?
Ch/K: La qué?
Ushka: La Policía Aeronáutica, que por tu desconocimiento veo que jamás pasó por acá.
Ch/K: Jajajajaja
Ushka: Te pediría otro sobrecito de Uvasal para calmar la acidez causada por comprar el primer sobrecito.
Ch/K: Jajajaja Y acá es un poco caro.
Ushka: No, caro es regalarle a tus suegros un huevo Faberge para ganarte su simpatía. Esto es un robo.
Ch/K: ????

Minutos después, llega la hora del pre-embarco. No sé por qué, pero la verdad es que el hecho de que tengas que mostrar el DNI junto con el boarding pass no me hace sentir 100% tranquila. ¿Para qué es, para decir después "Ah! ya me parecía ese cuando le ví la cara de terrorista de la foto carnet!"?
El paso siguiente era atravesar el detector de metales. Delante mío pasa un señor... Piiiiiiii
PAN: A ver, señor. Deje aquí las monedas, llaves, celular.
El señor las deja. Vuelve a pasar y Piiiiiii
Señor: Debe ser la hebilla del cinturón.
PAN: Bueno, pase, pase.
Ushka: A lo mejor no es la hebilla...
Iba a seguir diciendo algo, pero, afortunadamente, MI detector de metales indicó que debía dejar mi cara de chapa de lado porque el plomo del oficial era un metal mucho más pesado que el mío.

Ya en la cola para embarcar, una señora comenta:
Señora: Pensé que no llegaba, con tanta seguridad que hay que pasar!
Ushka: No se crea. Al señor de adelante mío lo dejaron pasar a pesar de que le sonó el detector de metales.
Señora: Bueno, pero ellos ya saben.
Ushka: Y a mí me dejaron pasar con una botella de vino.
Señora: ¿Y no se puede?
Ushka: Sí, pero no tiene lógica, porque yo podría romper la botella y amenazar a todos con la botella rota.
Señora: Ay! jajajajaja (risa nerviosa)
Ushka: Igual no se preocupe, señora- le dije cuando la vi buscando un oficial con la mirada- es un Luigi Bosca Cabernet-Sauvignon.
Señora: ¿Cómo, querida?
Ushka: Antes de romper una botella así, me tendría que tomar todo el vino.
Señora: ...
Ushka: Cuando tomo vino me pongo contenta.
La señora se sonrió muy forzadamente. Le iba a decir que era mejor ser alcohólica que terrorista, pero lo único que podía remontar esa situación era el despegue del avión.

3 comentarios:

tilingo dijo...

jaja, mejor borracho conocido que alcoholico anonimo, (igual creo que deberias de dejar de hacer esos chistes en el aeropuerto)

Dam dijo...

Interesante experiencia. A menudo me planteo las mismas cosas sobre este tipo de cosas. Pasate por laviejaescuela.com.ar

Abrazo
Paul

Leo dijo...

Muy bien toda la historia. Muy Seinfeld.