sábado, agosto 09, 2014

TAMAÑO y cantidad

Él se queda en el auto estacionado en doble fila, yo me bajo y enfilo para la farmacia. Vengo un poco distraída, pero contenta porque tenía ganas de verlo.

Por suerte en la farmacia no había nadie. El chico que atiende es alto, delgadito y muy muy blanco.

FARMACÉUTICO
Hola, ¿Qué necesitabas?

Yo muy fresca y con el pudor olvidado en una adolescencia lejana, le digo.

USHKA
Hola, quería una maquinita de afeitar.

FARMACÉUTICO
(SEÑALANDO A UN COSTADO)
Sí, ahí las tenés.

USHKA
Ah, perfecto.
Y una caja de preservativos.

FARMACEUTICO
¿Chico o grande?

USHKA
(SORPRENDIDÍSIMA) Eeeeehhhhhh... la verdad queeeeeeeeeeeeeee 

FARMACÉUTICO
EL chico trae 3, el grande 6.

USHKA
AAAAHHHHHHH!!!!!!!!!!!
Rompo en carcajada estrepitosa.

USHKA
Pensé que me preguntabas otra cosa.

El pibe, que supo ser blanco hacía 2 minutos, se puso completamente carmesí. 


USHKA
Mirá, creo que viene solo, sin amigos.
Chico,no más.

La gente viene cada vez más indiscreta. 

3 comentarios:

Un Poco Rara dijo...

Me hiciste reír!!! Y yo entendí lo mismo que vos. "Pero si es látex!" pensé. Jajaja.

Ushka dijo...

Yo no pude parar de reírme por varios minutos... ah! el lenguaje y sus malosentendidos!!

S A L dijo...

Los blogs parecen muertos, pero cada tanto te sorprenden (y te hacen reir a carcajadas en la oficina, como a mi me pasó recién)... Esto fue en París? Le pondría mas color al asunto, otra lengua, estar pensando si entendiste bien lo que te dijeron, etc.