sábado, octubre 24, 2009

Smells like kid spirit

Caminando por Comodoro, con una amiga.

Ushka: Uy, mirá, lilas! Es época de lilas, están todas florecidas!
Caro: Sí. 'Ta bueno.
Ushka: Me encantan las lilas, el perfume, el color...
Caro: Ajá.
Ushka: Me trae re lindos recuerdos.
Caro: Ah, sí?
Ushka: Sí, cuando yo tenía 7 años un compañerito de la escuela, Leonardo, se había enamorado de mí. Cuando llegó la primavera, las lilas del jardín de su abuela habían florecido. Durante toda la primavera de ese año, todos los días, de lunes a viernes, me traía un hermosísimo ramo. Mi casa establa repleta de lilas y cuando entrabas se sentía el aroma por todas partes.
Caro: Qué lindo recuerdo!
Ushka: Sí. Al año siguiente al papá de Leonardo lo trasladaron. Nunca más lo volví a ver. Pero hasta el día de hoy, cada vez que veo y huelo las lilas, me acuerdo de Leonardo. Durante 25 años, cada primavera, he pensado en él. Así es como un caballero deja una buena impresión.
Caro: Ush... no lo puedo creer...
Ushka: Qué?
Caro: Vos, hablando así.
Ushka: I can get freakin' romantic every once in a freakin' while!

3 comentarios:

Bays dijo...

Qué linda historia!

Limada dijo...

=) linda, linda historia.

mato dijo...

es muy linda la historia Ushka. y llena de imágenes. se me ocurre un título para, por ejemplo, una obra de teatro: "A house full of lilies". y pienso en las water lilies de Monet. y en "a rose is a rose is a rose". no sé, estoy delirando. pero, mientras, estoy sientiendo el aroma de las lilas.