viernes, agosto 28, 2009

"R" for Renal Colic Revenge

Año 1998. Vacaciones en Cuba con mi familia.
Hacía escasas horas habíamos llegado a La Habana. Mi madre tomando sol en la pileta del hotel, yo (ya por ese entonces) tomando piña colada en el aquabar de la pileta, mi hermano recorriendo las inmediaciones de la pileta totalmente fascinado con las europeas haciendo topless, mi padre...

Ushka: ¿Y papá no baja?
Madre: Se está dando un baño de inmersión.
Ushka: ¿Le hablaste de las otras opciones que tiene el hotel?
Madre: Dice que se siente mal.

De repente por alto parlante se escucha: "Se requiere la presencia de la Sra. GM en la habitación 1221"

Madre: Debe ser tu padre... ¿qué querrá ahora, además de joderme las vacaciones?

En la habitación. Mi padre sumergido en la bañadera con el agua recontra caliente, a los gritos.

Padre: Gordaaaaa! Estoy con un cólico renal. Conseguime algún antiespasmódico.

Salimos a buscar un antiespasmódico por toda La Habana de Castro (Fidel). Recorrimos gran parte del malecón, La Habana Vieja, pasamos por la Universidad Nacional, el Parlamento, tomamos un helado en Copelia.
Finalmente dimos con una farmacia en la que sólo había PPG (para el colesterol) y una versión no-Bayer de ácido acetilsalicílico.
De vuelta en el Hotel.

Padre (todavía sumergido): Por qué tardaron tanto? cómo me van a dejar así?
Madre: No conseguimos antiespasmódico.
Padre: Nada? No puede ser!
Ushka: Es Cuba... te acordás del bloqueo?
Padre: Ni siquiera un ibuprofeno? nada?
Ushka: El ibuprofeno sirve? Yo traje.
Padre: Me estás cargando? por qué no me dijiste antes? Ustedes boludeando por ahí mientras yo podría estar acá muriéndome.
Ushka: que exagerado!

Y entonces, mi padre pronunció LA FRASE que luego resonaría por siempre en mi familia.

Padre: Es un dolor espantoso. Ojalá algun día te pase a vos.

11 años después. Jueves por la noche, llego a Comodoro Rivadavia muerta de dolor.

Padre: ¿Cómo andás?
Uska: Mal. Tengo un dolor lumbar que me despertó a las 6 de la mañana, no puedo más. cada vez que me agarra tengo ganas de tirarme al piso y llorar desconsoladamente.
Padre (que es médico) me palpa: ¿Acá te duele?
Uska: Sí.
PAdre: ¿Acá?
Ushka: AAAYYYYYYY!!!!!!!!!!!!
Padre: Ok. ¿Y acá?
Ushka: Ahora que apretás mucho más.
Padre: ¿El dolor es constante o te agarra de a ratos como si te retorcieran y después cede?
UShka: Lo segundo.

Mi padre me mira. Primero se sonríe con satisfacción y lluego soltando una risotada dice:
Padre: Es un cólico renal.

Talk to my father about revenge being a dish best served cold.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja, por lo menos podria haber sido una venganza en cuba

flor dijo...

Dios mío, se lo tomó en serio con eso de que la venganza se sirve mejor en plato frío...

Y te negó el ibuprofeno o te lo dio al toque?

Hogenheim dijo...

Payback is a bitch.

Justamente pasaron V for Vin Diesel, quiero decir, Vendetta, el otro dia por Warner...(Igual la pasaron doblada, sigo sin entender porque)

Un saludo Ushka

Anónimo dijo...

Old klingon proverb

S · A · L dijo...

Hola Ush-k, no nos conocemos, pero he llegado hasta aquí hace unos días y me volví algo así como un fanático. Me gusta como escribís, y aún los relatos de situaciones traumáticas hacen reir mucho. Será que soy un tanto obsesivo (sabrás que es preferible a ser psicótico) que ya estoy algo preocupado. Yendo para atrás, practicamente agoté tus entradas y me pregunto cómo voy a hacer cuando no quede nada por leer. En fin, ojalá que haya más doñas olgas y vendedores de verdura y padres vengativos bien pronto. Un beso.