miércoles, febrero 21, 2007

The wind beneath my wings

Tengo una mmm...amiga? a la que llamo poco, veo aún menos y a la que casi nunca le hablo... porque no me deja. Entonces, luego de muuuuuchos meses suena el teléfono:

Ushka: Hola
Shei: Hola, nena, como andás?
Ushka: ¿Quién habla?
Shei: Shei, boluda, no ves que ya ni me reconoces, pelotuda... eso es porque nunca me llamás. A vos te parece??? Tuve a mi hija y no me viniste a visitar, no la viniste a conocer... ni un llamado. Sos una guacha, la verdad es que no sé por qué te sigo llamando. Debe ser porque fuimos compañeras del CBC y porque yo sé que sos una colgada.
Ushka: Sep.
Shei: Además, ya ni me acuerdo cuando fue la última vez que nos vimos...
Ushka: Tu cumple.
Shei: Ah, cierto mi cumple! que yo estaba en reposo. Mirá es verdad, ves? te sigo invitando a mi cumple, bah! en realidad te aviso y si querés venir siempre estás invitada, y eso que conste que no te invito por el regalo, porque si fuera por tus regalos, mirá... Y después no viniste nunca más y yo estuve casi todo el embarazo en reposo y encima la nena nació sietemecina, eso lo sabías, no?? Estuve un montón de tiempo cuidando la nena y después vino para casa y nunca viniste, guacha.
Ushka: Sí, me lo contaste en un mensaje de texto.
Shei: AH! ¿Te llegan mis mensajes? ¿Y qué te cuesta gastarte 0,10 $ en un mensajito?
Ushka: 10 CENTAVOS??? Menos mal que no los mandé entonces.
Shei: Que rata que sos! Y yo te llamo, ves que yo soy más buena con vos! ¿te das cuenta que sos una mala amiga?
Ushka: Para algunas culturas no es así.
Shei: Que para algunas culturas! Si no fuera por mí... Además vos vivís en esta cultura, o no?
Ushka: Bueno, ¿Y cómo anda eeehh... tu hija?
Shei: Ves que ni el nombre sabés. Se llama Valentina. Bien anda, por suerte, es re buena y es muy dulce.
Ushka: ¿Ah si? ¿A quién salió?
Shei: ¿Cómo a quién salió? A mí salió, pelotuda. Es una dulce la pendeja, la tenés que venir a conocer, ¿cómo no vas a venir a conocer a mi hija?
Ushka: Es una larga historia. Los niños y yo no...
Shei: ¿Pero que vas a hacer cuando tengas tus hijos?
Ushka: A ellos no los ignoraría tanto.
Shei: Andá! Mirá vos mejor no tengas hijos.
Ushka: Gracias por el consejo, realmente estaba en duda y no sabía qué hacer.
Shei: Bueno, llamame vos la próxima, porque yo ya no te llamo más. Chau.
Ushka: Chau.

Ah, la subjetividad... lo que para unos es una amenaza, para otros una bendición. Ojalá cumpla su palabra.

7 comentarios:

chichi dijo...

uh, qué heavy... todos tenemos una amiga así en algún lugar del mundo

que grosa la mina que te llama para bardear

tilingo dijo...

deb y una mujer parturienta no son buena combinacion

el ruso dijo...

pero es hermosa la amistad no te gastaste los 10 ctvos o no ???

chichi dijo...

qué buena palabra parturienta


como para decirle a alguien, PARTURIENTA!
o "pero qué parturienta sos!"


fabulosa






loco... un mes. Actualizá, viteh

chichi dijo...

http://4.bp.blogspot.com/_heq-TwDXa5E/Rgbc7pKRxEI/AAAAAAAAABs/AIp0PplziEw/s1600-h/2.17.jpg

Nan dijo...

Good post.

Leo dijo...

Jajajaja. "¿a quién salió?"