domingo, julio 09, 2006

Pantalla caliente

Mi celular tenía la pantalla rota yo creía tener 2 opciones:
a) comprar uno robado y cambiar el famoso chip (opción barata); o
b) comprar uno nuevo (opción burocrática)

Ushka: ¿Qué hago, Ruso?
Ruso: Comprate uno nuevo.
Ushka: Es caro y además tiene que venir mi hermano a Buenos Aires desde Comodoro a firmar. Pasajes+Celular= no me cierra.
Ruso: Comprá uno calentito.
Ushka: Todavía no me da para eso.
Ruso: Bueh, ´tonces no sé.

Días más tarde, muy emocionada:

Ushka: Encontré un lugar que hacen service de celulares, Ruso. Lo llevé y en una hora tenía la pantalla funcionando por menos de la mitad de un celular nuevo.
Ruso: ¿Y no era que no querías contribuir con el mercado de los robados?
Ushka: Por eso- dije, porque todavía tenía mi orgullo- este no es robado, le cambiaron la pantalla.
Ruso: ¿Y la pantalla de quién creés que te dieron?
Ushka: ...

Y de pronto se me vino a la cabeza la frase de mi amiga Sandrix: "Esta tiene meno´ calle que Venecia"

2 comentarios:

tilingo dijo...

el otro dia en 9 de julio vi al punga que hizo los 100 metros llanos entre los autos a la altura del obelisco, luego de manotear lo que seguramente era el nuevo display de tu celular, como diria mi abuela, esto en Venecia seguramente no pasa, (al menos que los pungas tenga escafandra)

Leo dijo...

Sólo Michael Phelps puede punguear en Venecia.